TARJETA DE VISITA ¿MERECE LA PENA TENERLAS?

Tarjetas de visita
En el último año he conocido a varias personas que hablaban de que ellos no tenían tarjetas de visita, eso está pasado de moda, total para que la tiren, si me terminan buscando en internet… Lo que tienen en común estas personas es que no son detallistas, no es una crítica, supongo que les funciona bien su sistema con el tipo de clientes a los que se dirigen. Pero si estás leyendo esto es porque tú sí quieres tarjeta o tienes dudas y quieres saber mi opinión.

Yo sí las uso, y sí recomiendo tener tarjetas de visita. Te cuento por qué.

  • Es el primer sí que recibes.
    Te encuentras con alguien que te parece un buen contacto, sacas la tarjeta y la otra persona la coge, aunque en su mente o sus palabras sean no me interesa te ha abierto la puerta. El resto es que tú te hayas esforzado en dar buena impresión. Esa tarjeta refuerza tu mensaje, te da una oportunidad, habla de lo que quieres proyectar. Facilitas el acceso a la información.
  • Toda tu información de contacto de un vistazo.
    Sales de un restaurante que te ha gustado y han dejado tarjetas en la entrada y coges una, para que no se te olvide el nombre, para dárselo a un amigo, ¿tienen Facebook, cual es la web?
  • Identidad de marca que te ayuda a conectar.
    Si el trabajo está bien hecho, tu tarjeta está en coherencia con tu web, comercio o redes sociales. Si ya te han visto por redes sociales ¡pin! salta la alarma ¡anda si yo he visto tu Facebook…! O al revés que le des tu tarjeta a alguien y se acuerden que te conocieron en un evento. Ambos mundos el del objeto y el de la red se complementan.
  • Tus contactos se llevan tu publicidad y se la guardan en la cartera. Con la cantidad de posibilidades que hay ahora para imprimir bueno, bonito y barato yo no me lo pensaba.

¿Par ti es importante que te recuerden? ¿Estás de acuerdo con mis argumentos?El siguiente paso es elegir bien el tipo de información que vas a incluir.

¿Qué tipo de tarjeta me conviene? ¿Cómo tiene que ser mi tarjeta?

Como todo en diseño estratégico lo importante es pensar ¿qué quiero conseguir? ¿Qué es lo que más le importa a la persona que se la voy a entregar? ¿En qué momento del proceso de venta? ¿cuándo sale del restaurante? o  ¿las uso para nuevos contactos que no me conocen?

Las divido en 3 grandes grupos.

  • Tarjeta de visita Informativa
  • Tarjeta de visita de creativa-Objetivo branding
  • Tajeta con ofertas

La Informativa.  Servicios/productos + Datos de contacto + Beneficio de tu marca + LogoEs como un flyer pero que el cliente se va a guardar en su cartera.En este tipo de tarjeta debe destaca lo que haces o vendes. La persona que la recibe no te conoce o quizá te haya conocido por uno de tus productos o servicios y tú quieras que sepa que más puedes ofrecer. O tu objetivo es dirigirle a tu blog o canales on-line que es donde tienes información relevante sobre tu comercio. Y claro incluye tus elementos corporativos en la tarjeta. En cuanto a imprenta te recomiendo una calidad media, eso significa un papel mínimo de 300 gr y plastificadas. Puede ser en imprenta digital.

Tarjeta de visita de creativa-Objetivo branding. ​Logo + Datos de contacto + Beneficio de tu marca 

Tu marca comercial o personal  deben brillar cuando la entregues.  Tus elementos corporativos son el centro, tu logotipo, un fondo o una imagen que usas habitualmente, los colores de marca, el tipo de letra, esa frase que te identifica etc. Es un estilo más  emocional y entran en juego los sentidos de la vista y el tacto. La vista está claro Pero ¿El tacto por qué? ¿Qué pasa si Imprimes una tarjeta redonda o con más grosor del habitual o con un barnizado solo en el logotipo?  En este caso el tema de la imprenta es más delicado. Mejor si te hacen una prueba antes o  te ensañan una muestra del material.  Busca una de confianza con un excelente trato de atención al cliente, que te expliquen las diferencias entre los materiales y qué detalles pueden hacer que tus tarjetas no pasen desapercibidas. Tarjeta de puntos u ofertas. Fidelizar Llega a tu comercio o centro de belleza y salud un buen cliente por el que sabes que puedes hacer mucho más, que está dispuesto  a confiar en ti con regularidad. Tú le devuelves esa confianza con un regalo. Una oferta o acumular puntos. El formato tarjeta es perfecto, cabe en la cartera, lo puede llevar consigo. No recomiendo esta tarjeta para darla si no te han comprado aunque sea algo mínimo. Una vez que alguien te ha pagado por un producto, es mucho más fácil que vuelva a acudir a ti, y esta tarjeta es darle un motivo para volver. Estos son mis consejos, aunque lo más importante es que te hagas preguntas y los adaptes a tu negocio.

¿Qué tipo de tarjeta de visita usas? ¿Tienen un formato especial? ¿Qué te funciona a ti? Comparte tu experiencia en los comentarios.

Me llamo Raquel Magro, el diseño gráfico es la herramienta que uso para ayudar a vender y a comunicar ideas. Creo que todos tenemos algo especial que ofrecer, y yo puedo ayudarte a descubrirlo y convertirlo en tu imagen de marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *